NBA
Golden State, bicampeón de la NBA
Golden State le dio una verdadera paliza a los Cavs en el Juego 4 (108-85) y ganaron su tercer título en las últimas cuatro temporadas. Durant fue el MVP de las finales.
FMBB
Golden State no quiso estirar más la serie ante los Cavs y la liquidó en cuatro partidos, en Ohio. Como a lo largo de la mayor parte de la serie, la supremacía fue enorme por parte de los Warriors en este Juego 4, el cual ganaron por una diferencia de 23 puntos: 108-85. De esta manera, la franquicia de Oakland se adueñó del bicampeonato y de tres títulos en los últimos cuatro años, para seguir agigantando el legado de uno de los súper equipos más grandes de la historia.

Ya en los primeros minutos del encuentro de este viernes por la noche, los de Steve Kerr se alejaron a una distancia de diez puntos de Cleveland, pero los dueños de casa tuvieron la capacidad y el amor propio para volver a ponerse en juego, a mediados del segundo cuarto. De hecho, pudieron ponerse al frente por un punto en un par de posiciones, pero hasta ahí duró la oposición competitiva del equipo de LeBron James, que se retiró de estas Finales con una planilla de 23 puntos, 8 asistencias, 7 rebotes y 1 tapón. ¿Habrá sido la última con la camiseta de los Cavs?

A partir de la segunda mitad segundo cuarto y durante todo el complemento, el único dueño de los ritmos del partido y de la energía fue Golden State. Con el transcurso de los minutos fueron ampliando cada vez más la distancia en relación a un rival que estaba totalmente desahuciado e impotente ante la enorme capacidad de gol de este equipo de Steve Kerr. El goleador fue Stephen Curry, con la módica suma de 37 puntos. Por su parte, Kevin Durant terminó con un partido más completo, a un punto tal que configuró un triple doble, su primero en playoffs (20 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias).

Los Warriors son los merecidos campeones, ya que pese a haber tenido algunos altibajos en la temporada regular, en los playoffs demostraron toda su valía y su enorme hambre de gloria. Barrieron a los Cavs, algo que no sucedía en las Finales desde el 2007. En aquella ocasión, paradójicamente, Cleveland fue la víctima, pero ante los San Antonio Spurs de Manu Ginóbili, Tim Duncan y Tony Parker.

Fuente: Basquet Plus
Inicio | Arriba