Liga Nacional
Un misionero que ya es un ídolo en Santiago del Estero
El base nacido en Leandro N. Alem llegó en el 2007 con 22 años y desde entonces, supo ganarse un lugar en el corazón de los hinchas de Quimsa. Este año, Jonathan Treise quiere ganar la Liga Nacional.
Entrevistas | Primera


Jonatan Treise nació en Leandro N. Alem, la séptima ciudad más poblada de la provincia de Misiones. Hoy, con 25 años, ya recorrió todo el país y hasta llegó a conocer otras naciones, siempre detrás de una pelota de básquet.
Pero en Santiago del Estero encontró su lugar. La gente lo quiere, la dirigencia lo respeta y él lo agradece con un compromiso total hacia los proyectos del club. Por eso, está próximo a cumplir su cuarta temporada en Quimsa.
-No es habitual la permanencia prolongada de un jugador en un club y cuando eso ocurre, el aspecto económico no es determinante. ¿Es tu caso?
-El factor principal es cómo se siente uno mismo, los proyectos que tiene el club y el proyecto que tiene uno como jugador, más allá de lo económico. Vos podés tener un año muy bueno económicamente, pero si no tenés objetivos y prioridades, al otro año te contratan por la mitad de la plata. Así que me parece que a esta altura, uno tiene que fijarse más en los objetivos porque después lo económico viene solo. Tanto yo como mi familia evaluamos que la mejor decisión era seguir acá, porque nos sentimos muy cómodos, nos sentimos parte de esta ciudad. Y estoy muy contento que el club sienta lo mismo por mí y por mi familia.


-¿Cómo se asimila la presión de estar obligados a lograr el título?
-No sé si es presión. Me parece que es un compromiso que tiene que tener cada uno. La presión, en muchos aspectos, viene durante la liga, porque es muy larga. Y presión, por llamarlo de una forma, la tiene cada persona, no solamente el jugador de básquet. Tenemos un compromiso que es trabajar por el objetivo que nos planteamos y el objetivo es pelear por todo. Tenemos equipo, material y cuerpo técnico. Se formó un muy buen grupo en todos los sentidos. Nosotros vamos a ir por todo. Por eso, desde el primer día, estamos trabajando con intensidad y con unas ganas increíbles.
-Del otro lado del río no cae bien que piensen tanto en ganar campeonatos
-Y es el clásico rival... Por mi forma de ver el básquet, yo respeto tanto a los vecinos como a cualquiera que se armó para pelear para el título. Nosotros tenemos que ser conscientes que tenemos que trabajar sobre ese objetivo. Uno tiene que tener la mentalidad ganadora y no dejar de aprovechar las situaciones que te brinda este club. Tanto nosotros como ellos debemos tener el mismo objetivo y en el momento de cruzarnos, vamos a ver cómo nos va.


-¿Qué sabes de Regattas?
-Todo. Como primer rival, cuenta un gran plantel. Mantiene una base de jugadores y sumó a Eduardo Villares, a Javier Martínez y a Raymundo Legaría, que son fichas importantes en el ámbito local.
-Ante la lesión de Cantero, ¿por qué no Treise en la selección?
-Es una lástima lo que pasó. Yo siempre dije que depende de uno. Tengo que trabajar más y seguir creciendo. Aunque parezca mentira, tengo 25 y todavía me queda mucho por aprender. Este año estoy tratando de sacarle el mayor jugo y aprovechar la oportunidad de estar en un equipo competitivo.


(fuente: diario El Liberal)


Inicio | Arriba