Mundial 2023
Susbielles: "La candidatura es sólida; un proyecto sustentable y de legado"
A horas de viajar a Ginebra para la decisión final sobre quién organizará el Mundial 2023, el presidente de CABB habló con el portal Básquet Plus.
FMBB
Argentina se encuentra atravesando una semana clave, determinante de cara al futuro y encabezando un proyecto lleno de ilusiones. Y es que el próximo fin de semana en Ginebra, en la sede de FIBA, se estará tomando la decisión final de quién ganará la candidatura para organizar el Mundial 2023, donde la propuesta Argentina-Uruguay es una de las dos finalistas. No será nada sencillo porque en la otra vereda estará un rival muy fuerte como el tridente Japón-Filipinas-Indonesia, pero en la previa todo está tan parejo que existen razones para que el sueño esté más vivo que nunca.

Habrá que surtir ese último obstáculo de un trinomio poderosísimo como lo es asiático, con un mercado muy fuerte y en una zona donde FIBA ha apostado mucho a su desarrollo, pero la realidad es que no es nada casual la presencia de la candidatura argentina en esta etapa definitoria, ya que en el medio se han derribado a otros candidatos importantes y potencias mundiales. Queda un último paso y nada se develará hasta el día sábado cuando llegará la decisión, por eso en la previa Básquet Plus dialogó con Federico Susbielles, el presidente de la CABB, para conocer cómo se viven estas horas previas.

Está claro que estamos dentro de un momento fundamental donde el trabajo se deberá intensificar aún más y donde es imposible sentir ese cosquilleo que genera la esperanza de poder quedarse con la licitación. Y así lo siente Susbielles, analizando un poco cuáles son los fuertes de la propuesta, respetando el poderío de los asiáticos y también sumándose un poco al juego de proyectar a futuro con lo que pueden ser los estadios de la cita.

- Hoy se puede hablar mucho de las expectativas que tenés faltando apenas unos días, pero imagino que hace ya un tiempo bastante largo que estás así.

. Sí, la verdad es que va creciendo. Es como un estado donde estamos puliendo detalles de la presentación, cuidando que esté todo en orden, y llegando a esta última etapa donde estamos sabiendo que hemos hecho un enorme trabajo que nos ha permitido dejar atrás candidaturas muy fuertes en primera instancia muy difícil de hacer, como pasó con Australia, Grecia, Rusia y Turquía. Pero a su vez estamos con mucha ansiedad y con mucha ilusión, la verdad es que estamos muy cerca, es una instancia mucho más cerrada donde por supuesto al llegar a esta etapa enfrente tenemos otra candidatura muy fuerte. Nosotros también tenemos una candidatura muy sólida, pero estamos enfrentando nada más y nada menos que a tres países asiáticos que es una conjunción Japón-Filipinas-Indonesia donde hay más de 400 millones de habitantes para el mercado, en una zona emergente del básquetbol que viene creciendo muchísimo. Sin dudas va a ser un gran rival en estos días que quedan y el sábado ya se tomará la decisión final.

- Dejaron atrás a muchas potencias como decís y ahora quedaron mano a mano contra otra propuesta muy fuerte, ¿Cuál es el fuerte que tiene esta candidatura Argentina-Uruguay?

. Yo creo que la candidatura es sólida, es un proyecto sustentable, realizable, con un proyecto de legado y transmisión de conocimientos a federaciones emergentes en todo el mundo importantes que también es innovador en la generación de contenidos y de fuente de recursos e ingresos que planteamos mejorar a FIBA. También es un modelo que por primera vez permita compartir dividendos con las federaciones que nos visiten, con mucho contacto del medio ambiente, con el trabajo de base de federaciones que tienen una enorme historia, que han demostrado que pueden lograr esas cosas. Creo que nosotros este año con los torneos internacionales que realizamos renovamos credenciales en ese sentido y demostramos que Argentina hoy realmente ha adquirido un nivel de profesionalismo y previsión para organizar que lo pone entre los mejores lugares del mundo para hacerlo, en una tierra que es básquetbol, en un espacio geográfico que es tranquilo, pacífico, con un capital humano importante, nuestra gente con su calidez, lo que se puede brindar y los atractivos turísticos que tenemos. Creo que se ha logrado generar una candidatura pareja en el contenido y también creo que el hecho de pensar que un Mundial vuelva a América es un punto fuerte. Me parece que son dos candidaturas importantes, que han hecho un trabajo bien pensado y que por eso asoma como muy pareja la decisión del Central Board.

- ¿Puede ser algo que influya en FIBA esta posibilidad de que el Mundial regrese a América?

. No lo veo como un factor desencadenante que no se pueda repetir continente porque de hecho se ha hecho. Sí me parece que es un factor importante que se pueda balancear torneos o que América pueda tener su posibilidad. Me parece que tiene un plus, nosotros tenemos el apoyo de nuestro continente y nació un poco bendecido por Sudamérica pero creemos que hoy es un proyecto de toda América. Creo que vamos a competir con buenas armas, cosa que realmente hace un año cuando lo empezamos a pensar confiábamos en nuestra potencialidad pero quizá hemos sorprendido a propios y extraños con el trabajo que hemos realizado, así que vamos con la ilusión y la expectativa.

- Y no hay quién te pueda quitar ese sueño hasta la decisión final. Te noto muy tranquilo, yo en tu lugar no sabría cómo reaccionar.

. Sí, la verdad es que no la estoy pasando muy bien estas últimas semanas porque la verdad es que la ansiedad es bastante grande, la procesión va por dentro (risas). Es un poco difícil de expresar también, porque uno confía mucho en lo que hizo pero también sabe que adelante tiene un contrincante fuerte y muy pero muy importante. A la vez hay un premio que es nada más y nada menos que organizar un Mundial y que para el otro no habría consuelo. Es complicado de verlo desde ese lugar, del saber que uno está tan cerca y a la vez saber que va a haber una de las dos candidaturas que probablemente no pueda hacer el Mundial cuando creo que las dos han hecho un trabajo muy bueno.

- ¿Cuánto de handicap pudo dar el marco de la primera ventana FIBA? Porque en La Rioja el panorama fue excelente en el primer partido y lo mismo sucedió con Montevideo, e imagino que eso ante la cercanía de la decisión final tendrá su peso.

. Sí, una de las cosas que FIBA evalúa, que de hecho está dentro de los manuales y dentro de las cosas que el Central Board realiza es si las federaciones son capaces de organizar, ese es un tema importante. Por eso nosotros también este año cuando ya teníamos planteada la candidatura tomamos la decisión de organizar en Argentina los dos torneos continentales de mayores y los dos del U16 en masculino y femenino, y Uruguay se sumó con un brillante trabajo también. Y demostramos eso, hoy está claro que Argentina es capaz de organizar, que ha logrado tener una estructura propia, que sabe encarar bien este tipo de torneos y que ha tenido por un lado una muy buena crítica de FIBA en estos torneos en cuanto a la capacidad organizacional y después también mucha empatía con la gente que ha acompañado muchísimo. Me parece que el nivel de previsión y de trabajo con el marketing hace hoy que la selección y nuestros torneos sean atractivos. Y eso por supuesto que FIBA lo observa, porque poder garantizar estadios llenos y espacios capaces de organizar es algo muy pero muy importante para FIBA a la hora de otorgar la sede de su máximo torneo internacional.

- ¿Qué se puede decir de los posibles estadios?

. En la presentación una de las cosas que planteamos era trabajar un poco sobre la infraestructura creada. Entre lo que se observó estuvimos en Mendoza que tiene un estadio aún no inaugurado que la verdad es de primer nivel, estuvimos viendo el Orfeo, el estadio de Mar del Plata, Parque Roca en Buenos Aires, como alternativa el estadio de La Rioja. También le comentamos a FIBA sobre algunos estadios en construcción que hay como por ejemplo el de Comodoro Rivadavia, pero básicamente lo que queríamos demostrar era que con la infraestructura que contamos estamos en condiciones de cumplir con los requisitos básicos que FIBA necesita. No tengo ninguna duda de que si Argentina organiza el Mundial no solo se va a mejorar muchísimo la infraestructura creada sino que va a haber nuevas inversiones.

- Justo te iba a decir que podía ser un empujón para que varios más también se animen a tener estadios de primer nivel, como por ejemplo lo que está pasando ahora con el proyecto de Bahía.

. Claro. Yo no tengo dudas de eso, de hecho desde que nosotros empezamos a caminar el proyecto han surgido posibilidades, hay gente que está evaluando, hay algún estadio que está próximo a comenzarse. Creo que van a haber posibilidades. En ese sentido hay lugares que no se cierran, por supuesto que algunas infraestructuras que tienen algunas ventajas. Nuestra idea es que llegado el caso de que se necesite las sedes se puedan cambiar y que también el número se pueda ampliar si hay mayor cantidad de sedes aptas. Eso por un lado.
Después nosotros una de las cosas que planteamos como eje de nuestro programa es que la selección nacional, en los últimos tres años previos al Mundial pase por todas las provincias argentinas. Ese es un tema importante porque más allá de las sedes lo que queremos es que todas las provincias sean parte del Mundial, que disfruten a la selección y puedan estar presentes también junto con Uruguay o federaciones hermanas que nos visiten. Queremos que sea un evento que sirva para traccionar, la verdad es que la ilusión en un Mundial tiene que ver con generar este gran imán y este gran llamador a inversiones deportivas y que cada vez más chicos y chicas puedan jugar a este deporte para tener más y más adeptos, esa es un poco la gran búsqueda.

Fuente: BASQUET PLUS
Inicio | Arriba