Liga Nacional
Los entrenadores analizan los cambios reglamentarios
Con respecto a las nuevas reglas que dispuso la FIBA que se implementarán en la Liga Nacional a partir de la temporada 2010/11, pickandroll consultó a los entrenadores argentinos más importantes para conocer qué opinan acerca de estas nuevas medidas que retocarán algunas facetas del juego. Opinan: José Cottonaro, Sebastián Svetliza, Mario Guzmán, Marcelo Richotti, Julio Lamas, Néstor García, Daniel Allende y Silvio Santander.
Entrevistas | Primera
Los cambios reglamentarios que se aplicarán en el básquetbol FIBA a partir del próximo Mundial despiertan una fuerte aprobación por parte de los principales y más resonantes entrenadores de la Liga Nacional. El técnico de Lanús, Silvio Santander, aprueba las nuevas medidas sosteniendo que “Me parece que el básquet se ha destacado en los últimos años por actualizar las reglas permanentemente y generar una mayor dinámica en el juego y por consiguiente mejorar aún más el espectáculo. Bajo ese concepto creo que son modificaciones acertadas”.

En concordancia con el bonaerense, el actual entrenador jefe de la selección mexicana, Néstor “Che” García, afirmó que “Creo que es muy buena la implementación de estas reglas, ya que nuestro deporte es el único que cambia permanentemente su reglamento y esto lo hace más innovador y creativo. Sobre todo en la manera de desarrollar el juego.”

El entrenador de los Zonkeys de Tijuana, Mario Guzmán, también se refirió al tema diciendo que “La implementación del semicírculo restrictivo es un acierto que se debería haber implementado mucho antes. En cuanto a la distancia del tiro de tres me parece correcta a la modificación. Estos cambios FIBA fueron puestos a estudio por una comisión técnica y en Europa ya hace un tiempo que la están utilizando”

El entrenador Bahiense Daniel Allende coincide con sus colegas en relación al espectáculo y al dinamismo del juego: “Me parece bien, ya que ayuda especular menos con las cargas ofensivas. También como el defensor no puede provocar mucho contacto, porque le cobrarían faul, esto produce menos roce cerca del cesto. Sobre la línea de tres creo que ayudará a equipos más bajos y con lanzadores perimetrales. Al generar más espacios produce mayor cantidad de uno contra uno. Además creará espacios para los internos porque aleja las ayudas”.

Si bien estos cambios en el reglamento, seguramente, no implicarán un cambio sustancial en el juego. Es probable que muchos aspectos tanto defensivos como ofensivos deban ser retocados. En referencia a esto el entrenador de Sionista de Paraná, Sebastián Svetliza, señaló que “Considero que al principio veremos defensas muy por detrás de la línea de tres puntos y por encima del semicírculo, prestando mas atención a cubrir los espacios de las penetraciones y reduciendo las distancias de las rotaciones, quizás también veamos diferentes tipos de ayudas al juego interior. Seguramente se permitirán más tiros de tres puntos. Al menos hasta que los tiradores se adapten a la nueva distancia”.

Otro interesante punto de vista acerca de cuanto pueden influir estos cambios en la vida cotidiana de la Liga Nacional, la da el flamante técnico de Obras, Julio Lamas: “En las últimas temporadas han estado trabadas las ofensivas estacionadas, productos de un progreso defensivo y una ejecución algo lenta y cortada, las nuevas reglas apunta a dar una herramienta a entrenadores, jugadores y árbitros, pero no será ni una medicina mágica ni inmediata”.

Santander, con respeto a este tema, sostiene que “Deberíamos pensar que enriquecerán el juego estas nuevas reglas, sobre todo la de los 14 segundos. Al principio habrá que pasar por una adaptación lógica, pero luego será para bien”

El “Che” García considera que los cambios se notarán: “Van a influir ambas reglas. La del semicírculo restrictivo hará que las rotaciones defensivas sean más extendidas y que los hombres grandes se muevan hacia fuera y no saquen tantas ventajas con las faltas ofensivas. La línea tres puntos influirá mucho, ya que siendo este el tiro de menos porcentaje que tiene el juego, ya no será tan fácil tener efectividad desde esa distancia. Además se tendrá que seleccionar más el lanzamiento y los distintos movimientos tácticos en contra de la zona defensiva que, a la vez, desnudará la idea errónea de que las defensas zonales se rompen con tiros de tres puntos”.

Seguramente todos aquellos que estén involucrados en el juego se verán, aunque sea mínimamente, tocados con estos cambios. Pero sin duda los que más sentirán esta renovación el reglamento serán los principales actores, los principales protagonistas: Los jugadores. La pregunta se formula por sí sola. ¿Cuánto tardarán en adaptarse a estos nuevos implementos?

El entrenador de Quimsa de Santiago del Estero, Marcelo Richotti, no tiene dudas al respecto: “Estoy seguro que los jugadores se van a adaptar rápidamente, creo mucho en la capacidad intelectual de nuestros jugadores, puede ser que algunos se adapten mas rápido que otros pero en general no creo que haya problema para nada”.

En la misma línea se expresó Mario Guzmán: “Por supuesto que los jugadores se van a adaptar con rapidez. Llevará un proceso lógico pero no más del tiempo necesario. Los jugadores de básquetbol están acostumbrados a los continuos cambios en la reglamentación”.

Algo similar opina Allende que actualmente ocupa el cargo de gerente de la Liga Nacional de Chile: “Yo creo que siempre que hubo cambios, la adaptación fue rápida. Creo que va a llevar más tiempo encontrar las soluciones tácticas. Aunque como la NBA ya ejecuta mucho de esto, se imitara o copiaran sistemas”.

El D.T de Argentino de Junín, recientemente ascendido a la Liga Nacional, José Cottonaro, asegura que si hablamos que la mayoría de los equipos comienzan a entrenar en agosto, vamos a llegar a la competencia con dos meses y medio de adaptación a los cambios, por lo tanto creo que no será mucho tiempo más”.

Svetliza hace otro análisis sobre la adaptación del jugador argentino: “El jugador Argentino se adapta rápidamente a cualquier circunstancia, tenemos excelentes tiradores (que ya tiraban a esa distancia antes del cambio), como así también al trabajo defensivo u ofensivo en el caso del semicírculo. A mí me entusiasma mucho el hecho de tener que trabajar sobre las posiciones defensivas para detener las penetraciones fuera del semicírculo, en nuestra Liga tenemos jugadores que las profundizan muy bien y en muchas ocasiones eran sancionadas como falta ofensiva y que ahora no lo serán. Va a ser una tarea dura para todos, quizás la más difícil para adaptarse”.

Además el ex técnico de la Selección Argentina, Julio Lamas, agregó: “En cuanto a la línea de tres creo que la pretemporada será suficiente para conocer la nueva distancia y que hay jugadores que ya tiran de ahí (Gutierrez, Cantero, Schattmann, Mazzaro, etc.), otros que no tiran de tres y una tercer grupo que quizás (en teoría) esta nueva medida les haga revalorizar el tiro de dos puntos de cuatro o cinco metros. El semicírculo quizás lleve más tiempo para que conozcamos como explotarlo, saber usarlo por parte de entrenadores y jugadores y administrarlo en partido por los árbitros.

Con respecto a la función de los árbitros en estas modificaciones Cottonaro afirma que Tal vez el semicírculo restrictivo deje mucha controversia, ya que es muy delgada la decisión del árbitro sobre lo que es o no infracción. Queda mucho a criterio de los jueces de todas maneras y sin videos para corroborar”.

Marcelo Richotti agregó queCreo que estas modificaciones van a ayudar a mejorar la competencia, el semicírculo va a ser de ayuda a los árbitros para establecer bien la posición de cada uno de los jugadores y mejorara los criterios a aplicar en esa determinada situación”

Guzmán, con respecto a la influencia de las modificaciones en los jueces, sostiene: “En cuanto al semicírculo restrictivo, va a ser una gran ayuda sobre todo para el arbitraje. Va a favorecer el juego ofensivo y va a dejar bien estipulado donde sí y donde no debe colocarse el defensor. No deben perderse de vista la ubicación y el apoyo de los dos pies en el suelo. Además, habrá que prestar mucha atención a las ayudas del lado débil para posicionarse en el lugar correcto”.

Lo cierto es que habrá que aguardar a que comience la Liga Nacional y vayan transcurriendo sus jornadas. A priori y según las conclusiones que se pueden extraer de las opiniones de los entrenadores, los cambios favorecerán el espectáculo y harán los juegos más dinámicos. La experiencia de implementar estas modificaciones en la segunda división del básquetbol español (LEB Oro), la temporada pasada, fue positiva. Es cuestión de esperar y observar como las asimila la Liga Nacional.

Martín Candalaft
www.pickandroll.com.ar
Inicio | Arriba