NCAA
Cambios universitarios
Con el objetivo de mejorar el desarrollo de los encuentros e innovar en cuanto al producto televisivo, el Comité de la NCAA decidió algunos cambios interesantes en el reglamento para la temporada que inicia el próximo 13 de noviembre y que tendrá participación argentina: Patricio Garino (George Washington) y Ayán Carvalho (Temple).
FMBB | Primera
Dentro de las adiciones dispuestas se destaca la disminución en el reloj de posesión de 35 a 30 segundos, para dinamizar el juego y permitir una mayor cantidad de cambio de posiciones en los minutos finales de los juegos. La última vez que se había achicado el tiempo de tenencia había sido antes de iniciarse la temporada 1992-1993, de 45 a 35 segundos.

En cuanto a lo que a medidas del campo de juego se refiere, la NCAA amplió el semicírculo que se encuentra debajo del aro de 91,44 centímetros a 121,92 centímetros, de 3 a 4 pies en medida estadounidense. Por otro lado, se redujo de 5 a 4 los tiempos muertos disponibles, estableciendo en 3 el límite de tiempos pedidos en el segundo tiempo (se juegan dos etapas de 20 minutos). Además, los técnicos de los equipos universitarios no podrán solicitar timeout en situaciones de disputa de balón.

Por el lado disciplinario, a partir de la temporada 2015-2016 los jugadores que se encuentren en faceta ofensiva tendrán las mismas protecciones reglamentarias que los defensivos, incluyendo el aspecto de la verticalidad. Según un informe publicado en la página oficial de la NCAA, se hará hincapié en dar una mayor libertad de movimientos a los jugadores que no posean el balón en sus manos, tanto en las defensas perimetrales como las cortinas de los jugadores internos.

El uso de la tecnología también se verá sensiblemente mejorado. Se permitirá utilizar la revisión televisiva para constatar violaciones de tiempo en todo el desarrollo del partido. Hasta la última temporada sólo se podía revisar en los dos últimos minutos del partido y en la prórroga. Por otro lado, se podrán sancionar faltas técnicas a jugadores que, mediante el uso de la tecnología, se descubra que simularon una infracción la cual ameríte a ser revisada como flagrante.

Otro cambio de regla pertinente a las infracciones es que desde este año las faltas técnicas de clase B (demora del juego o colgarse del aro) otorgarán un solo tiro libre como castigo y no dos.

El más curioso avance para la temporada que inicia pronto será que se permitirá a los jugadores volcar el balón durante los calentamientos y en los tiros de práctica durante el entretiempo. Además, se experimentará jugar con 6 faltas personales disponibles para cada jugador en los torneos de postemporada que no sean el denominado March Madness.

Fuente: Damian Pugliese
@Damianpugliese Pickandroll
Inicio | Arriba