NBA
A ver si te tienta Manu
​Mientras espera la decisión de Ginóbili, San Antonio adquirió al agente libre más codiciado: LaMarcus Aldridge. Con la continuidad de Duncan asegurada más la renovación de Leonard, los Spurs suenan como aspirantes al título otra vez.
FMBB
San Antonio Spurs armó una de las dinastías más influyentes en la historia de la NBA. Con cinco títulos de campeón en 15 años, el equipo texano dejó una huella indeleble en la mejor liga de básquet del mundo. Los años pasan y la estirpe se mantiene gracias al cuarteto formado por Tim Duncan, Tony Parker, Emanuel Ginóbili y Gregg Popovich como entrenador.

De cara a una nueva temporada, el único que aún no tiene confirmada su continuidad es el escolta argentino, quien se plantea la dicotomía de estirar su carrera un año más o retirarse definitivamente de la actividad a los 38 años (los cumple el 28 de julio). La muñeca del General Manager, R.C. Buford, para mantener a sus figuras (renovaron Duncan, Kawhi Leonard y Danny Green, entre otros) es una de las herramientas de seducción para que el bahiense siga jugando.

Y la mejor jugada se concretó esta mañana. El agente libre más codiciado del mercado arregló su llegada a San Antonio a cambio de 80 millones de dólares por las próximas cuatro temporadas, con la opción para el jugador en el cuarto año de contrato. Se trata de uno de los mejores ala pívotes de la liga, con números escalofriantes en su última temporada en Portland (23,4 puntos, 10,2 rebotes, 1 bloqueo y hasta 0,5 triples por partido).

Su llegada potenciará a un equipo que necesitaba un golpe de efecto, más allá de la continuidad de sus viejas figuras. El brasileño Tiago Splitter fue canjeado a los Atlanta Hawks y todo parece indicar que el francés Boris Diaw seguirá en el plantel. De este modo, Aldridge ocuparía el lugar de Splitter, dándole otro vuelo al juego interno del equipo y, de paso, aprendiendo de uno de los mejores de la historia en su posición, Tim Duncan. El traspaso fue el más importante del mercado, y fue bien recibido por algunos de sus futuros compañeros.

Con una alineación incial que sería: Tony Parker, Danny Green, Kawhi Leonard, LaMarcus Aldridge y Tim Duncan, en San Antonio se renuevan los sueños de seguir haciendo historia. Faltaría la confirmación de un sexto hombre confiable, probado y de una jerarquía inconmensurable. Restaría que Manu Ginóbili diera el sí definitivo y se animara a buscar su quinto anillo en la NBA antes del retiro. Y, por qué no, se estirara hasta los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Fuente: TYC SPORTS
Inicio | Arriba