Juego de las Estrellas NBA
New York, New York, es de Westbrook
Russell Westbrook, quien se armó su show personal a fuerza de triples, volcadas y jugadas espectaculares, finalmente se quedó con el premio MVP, el mejor jugador del triunfo del Oeste sobre el Este, por 163-158, en el Madison Square Garden. Terminó con 41 puntos, a uno del récord de Wilt Chamberlain, en 1962.
FMBB
Los del Oeste llegaron para buscar la revancha de la derrota de la temporada anterior, pese a las bajas de Kobe Bryant y Anthony Davis. Y salieron a un ritmo agresivo, inusual en estos partidos en donde los primeros compases son para armar jugadas casi sin circenses y sin oposición de la defensa.

Los hermanos Marc (Oeste) y Pau (Este, 10 y 12 rebotes) Gasol, como otra marca en la historia, fueron los que abrieron el choque en el salto inicial. Y James Harden el que tomó la lanza para herir de muerte al local, en el primer cuarto. Y todavía más, cuando se escapó por 20 puntos (56-36), a los 13 minutos.

Del otro lado, y desde el arranque, fue LeBron James el que se largó a la carrera para MVP. El de Cleveland empujó hasta achicar el primer tiempo un punto abajo, 82-83, 165 combinados entre los dos equipos que igualaban la mejor marca del 2014.

Pero fue Russell Westbrook, como suplente, el que se armó su propia carrera al triunfo y al premio de jugador más valioso, con tiros de más de ocho metros de distancia al aro (que acertaba), corridas y jugadas espectaculares, se convirtió en el centro de atención para correr del protagonismo a La Barba Harden o Chris Paul, quien terminó con 12 y 15 asistencias.

Hubo números sorprendentes, como los 266 tiros de cancha, incluyendo 113 triples (48 acertados), 82 asistencias, apenas 15 tiros libres y Tim Duncan, con 2 puntos, pero con 8 rebotes defensivos para convertirse en el mejor de la historia en ese rubro estadístico.

Y si la mirada pasara únicamente por los números, LeBron James se quedó sin poder superar como goleador histórico a Kobe Bryant, ya que necesitaba 34 puntos y terminó con 30. Tampoco pudo Westbrook superar la marca de 42 de Wilt Chamberlain (en 1962 no había triples), apenas por uno, pero con sus 41 fue vital para la victoria y cerrar el show en New York, como si fuera Frankie.

Fuente: OLÉ
Inicio | Arriba