NBA
Los Spurs volvieron a caer en tres suplementarios
Por segundo partido seguido, San Antonio perdió en el tercer tiempo suplementario, esta vez 129-119 como local ante Portland. Manu tuvo una noche irregular, con 11 puntos, problemas de faltas y seis pérdidas.
FMBB | Primera
Hay que remontarse al año 1951 para encontrar un equipo que haya disputado dos partidos seguidos con tres tiempos suplementarios. En aquella oportunidad fueron los extintos Baltimore Bullets, y anoche, 63 años después, le tocó a San Antonio repetir esa desgastante faena. Lamentablemente para los de Gregg Popovich, fue, como ante Memphis el miércoles, nuevamente con derrota: 129-119 ante Portland en Texas.

El estratega de los Spurs trató de rotar para mantener la frescura de un equipo que llegaba con mucho cansancio encima. Por eso, Manu Ginóbili apenas estuvo 30 minutos en cancha. En esa media hora, al bahiense se lo vio errático, sobre todo en los cierres, cuando las piernas más pesaban. 11 puntos (5/17 de cancha, 0/4 en triples), cinco rebotes, cinco asistencias, cinco faltas personales y seis pérdidas fueron sus números, pero lo cierto es que falló en momentos decisivos y por eso Pop lo guardó en los suplementarios.

El partido había sido una exhibición vintage de Tim Duncan, quien tuvo un duelo de altísimo vuelo ante LaMarcus Aldridge. El futuro integrante del saló de la fama completó 43 minutos, en los que marcó 32 tantos, bajó 10 rebotes y metió cuatro tapas. Esta vez, su escudero fue Danny Green, quien se mantuvo con la mano caliente desde atrás de la línea de tres, con seis triples sobre nueve intentos y 27 puntos en total.

El problema de los Spurs, tanto en el tiempo regular como en los dos primeros suplementarios, fue la incapacidad de cerrar el duelo. Nunca le dieron el tiro de gracia a un equipo joven, atlético y muy competitivo, que no se dio por vencido y se llevó un gran premio del AT&T Center. La gran figura, al margen de lo hecho por Aldridge (32 puntos y 16 rebotes), fue Damian Lillard. El base de los Blazers volvió a demostrar que es uno de los mejores jugadores de la liga y ayer se cargó al equipo en el suplementario. Tuvo la mejor marca de su carrera, con 43 puntos, 17 de ellos tras el final del tiempo regular, y nueve en el último suplementario.

Para San Antonio significó la tercera derrota en fila, lo que lo deja con un récord de 17 victorias y 10 caídas, ubicándolo en la séptima posición de la Conferencia Oeste. En esa misma zona, Portland pisa fuerte y con el enorme triunfo de ayer llega a una marca de 21-6, para seguir tercero y cerca de la cima.

Fuente: TycSports
Inicio | Arriba