Sudamericano
Otra vez la sana costumbre
Argentina volvió ganarle a Brasil. Esta vez por la fase de grupos en el Sudamericano de Isla de Margarita por 64-59 con un gran último cuarto donde Selem Safar explotó como siempre como goleador desde el perímetro. Argentina fue primera en el grupo.
Historia | Primera
Argentina salió con todo y en seguida obtuvo un parcial 7-0 que obligó al técnico brasilero a pedir rápido un minuto para recomponer filas en su ofensiva que perdía el balón y lucía apurada.

El juego se equilibró en tres minutos pero gracias a un muy activo Nicolás Romano en ataque la ventaja seguía a favor (13-6). Por entonces fueron bien cuidados los rompimientos brasileños al aro y Brasil estaba 0/3 desde el perímetro. Por eso la selección arriesgó con una defensa zonal para cortar por completo el ritmo del rival.

El primer cuarto siguió con buen ritmo ofensivo poniendo el balón interno y sacando ventajas 17-9 (con 9 puntos de Delia, Leiva y Bortolín). Brasil consiguió dos triples ante la zona (17-12) y Argentina rápidamente volvió a la marca individual. El primer cuarto cerró con una clara superioridad 21-12

Al comienzo del segundo cuarto, Argentina sacó la máxima de 10 puntos (25-15) pero desde allí se quedó sin gol (terminaría el primer tiempo con 0/11 en triples). El partido se hizo de tono parejo pero no pudo encontrar el aro.

Lentamente Brasil con paciencia, poniendo la bola abajo, cargando el rebote ofensivo pudo ir descontando la diferencia hasta cerrar 29-27. Los tiros a pie firme no entraron y aunque la defensa siguió estable Brasil lo supo aprovechar.

En el tercer cuarto Argentina siguió sin meter el balón y Brasil toma su máxima de 10 (39-29) a falta de 7 minutos. El partido había cambiado porque los buenos tiros que había encontrado en el principio ya no aparecieron. Se forzó mucho más, se perdieron balones y con una corrida de 12-0 Brasil tomó el liderazgo tanto de juego como de tanteador en el partido.

El parcial cerró 37-46 a favor de Brasil con apenas 8 puntos de la selección (lo mismo que en el segundo cuarto) y 19 de Brasil, dando una imagen que se iba desdibujando con el correr de los minutos, porque su lucha defensiva no encontraba soluciones ofensivas.

No obstante Argentina encontró una ráfaga de siete puntos para achicar muy rápido la distancia al comienzo del último tramo (44-46). Hasta que llegó el momento en que pudo encenderse Selem Safar con tres triples y Argentina se disparó con goles para volver a recuperar el liderazgo del tanteador 50-48.

Desde allí el partido se hizo emocionante por la paridad y Brasil logró tomar una pequeña luz en el cierre de cuatro puntos (55-59 a falta de 1:40) gracias a dos libres de Neto y un rebote ofensivo de Da Silva ante una muy buena marca de equipo. Justamente el bloqueo de su propio canasto se desnudó para la Argentina como el talón de Aquiles de una defensa muy buena en términos generales.

Para el cierre con 58 segundos Delia metió dos libres (57-59), Brasil apuró un triple sin suerte y en la jugada clave Safar salió limpio de una cortina de Leiva y con 24 segundos para terminar clavó un triple decisivo (60-59).

En la siguiente acción Juan Pablo Figueroa defendió perfecto al base rival y logró el recupero que fue un triunfo. Marcos Mata desde la línea de libres metió los dos (62-59) y la selección con 9 segundos decidió cortar con falta para no sufrir un triple final en contra. Da Silva erró el primero, tiro a errar el segundo y otra vez mata en el rebote sentenció el partido para decorar el resultado con los últimos dos libres.

Fuente: Pick And Roll
Inicio | Arriba